Frases que me fascinaron

Fragmentos que me dejaron huella…

“Prometámonos a nosotras mismas que jamás nos quedaremos con algo que no nos gusta por el mero hecho de que sea cómodo. Nos merecemos lo mejor y, sobre todo, nos merecemos creerlo.” Valeria en blanco y negro, Elísabet Benavent

“No puedo decirte te quiero, porque es un insulto a lo que siento por ti… y si te digo te amo, apenas llega a describir lo que eres para mi…” Si tan solo fuera sexo, Myriam Ojeda

“Sé que es amor verdadero cuando me doy cuenta de que desearía poder pasar todo esto en su lugar.” Encontrando a Silvia, Elísabet Benavent

“Tu lugar en el mundo es donde esté tu corazón. El resto es escenario.” Eres mi paraíso, Barb Capisce.

“Nadie debería luchar por ser perfecto. Es demasiada tensión.” Regálame un día, Judith Priay.

“El trabajo debe ser el modo de ganar el dinero que necesitamos para hacer lo que de verdad nos gusta, pero me temo que yo me he dado cuenta de eso demasiado tarde.” El año que fue martes, Ernesto Valfer.

“Las malas experiencias que has vivido te cambian inevitablemente, pero las nuevas te renuevan.” Yo, tú, él y vos… de Benidorm a Las Vegas, Mar Cantero Sánchez

“A veces nos dejamos llevar por personas que dibujan para nosotros un escenario donde somos las estrellas principales, sin darnos cuenta que las luces del teatro deslumbran tan sólo por un par de horas, apagándose de pronto y dejando el alma en la más completa oscuridad.” Detrás del cristal, Mayte Esteban

“Para eso está la vida: para aprender de los errores.” Trazos de deseo, Elena Montagud

“…yo, definitivamente no soy de quien no me valora” Morir por esa boca, Mariel Ruggieri

“Las cosas no pasan porque si, la vida pone a las personas que tiene que poner en nuestro camino por algún motivo… No, no son casualidades, sino señales del destino.” Y llenarte el muro de flores, Laura Nuño y Helen C. Rogue

"... sólo necesitan encontrar aquello que les une para ponerse de acuerdo y actuar… aquí abajo hay sesenta mil personas, y todas, sin excepción, están haciendo lo mismo. Es el inconsciente colectivo. Una persona enciende un mechero, luego diez más siguen su ejemplo, cien copian la idea, mil dan el mismo paso y la onda expansiva llega a los sesenta mil en décimas de segundo. Es increíble. Si se pusieran de acuerdo para cosas más importantes, el mundo no estaría en crisis." El libro de la Elegida, Lena Valenti.

"Lo mismo que sientes tú por tú hijo, sigo sintiendo yo por ti. Y me duele no poder intercambiarme contigo cada vez que veo que sufres." Días de lluvia, Angeles Ibirika.

"¿Sabes por qué te quiero? No sabía que estaba perdido hasta que tú me encontraste. No sabía lo que era estar solo hasta la primera noche que pasé sin ti en mi cama."Maravilloso Desastre, Jamie McGuire.

“¿Una mala decisión que cambia tu vida a mejor es, a la larga, una buena decisión?” Las amantes de mi marido, Bridget Asher.

"Siempre pensé que la vida, como el amor, eran algo que había que beberse deprisa, sin detenerse ni para tomar aliento. Ahora sé que los excesos hacen que no diferencies las cosas realmente importantes de las que no lo son. Yo no supe valorar ninguna y lo he descubierto cuando ya es demasiado tarde."Donde siempre es otoño, Angeles Ibirika.

"Quiero ser tu principio y tu fin" Otoño en Manhattan, Eva P. Valencia.

"Porque necesito que entiendas que en esto que tenemos no solo estás tú. Que si quieres que forme parte de tu vida, tienes que asumir que tus actos tienen consecuencias y que en ocasiones, esas consecuencias pueden hacer mucho daño." Quiero que conozcas a alguien, Estefanía Yepes Sánchez.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Una tarde de domingo con... Mar Vaquerizo




Mar Vaquerizo es la autora de "Lady Shadow" (reseña) y "Mi vida en tus manos" (reseña). A principios de año va ser publicada su tercera novela. La puedes seguir en Facebook y en Twitter @MarVaquerizo.



- ¿Por qué decidiste escribir?
- La verdad es que no lo sé… no lo decidí, simplemente comencé a hacerlo… Escribo desde el colegio… Me gusta, me siento bien haciéndolo. Me encanta inventar historias.

- Hace poco he visto un vídeo de un niño que está cansado de que todos le pregunten qué quiere ser de mayor, tiene claro que cuando sea mayor quiere seguir siendo pequeño, ¿siempre tuviste claro lo que querías ser de mayor?
- No, jajajajajaa. De pequeña solo quería jugar y pasármelo bien. De adolescente, no tenía ni idea, pero me gustaba mucho el Derecho. Empecé la carrera y en segundo lo dejé. Ya estaba trabajando y me había decepcionado así que, me dediqué a mi trabajo de gestión de clientes en una gran empresa que además me gustaba mucho, hasta que por un accidente me vi obligada a dejar de trabajar tras mucho tiempo de baja sin recuperarme… En esa época donde estaba sola casi todo el día y no me encontraba bien, fue cuando me dediqué plenamente a hacer lo que más me había gustado siempre, escribir, y de aquella mala época salió “El Guardián de Tormentas”, mi primera novela que está guardada en un cajón y a la que le tengo un cariño especial.

- ¿Qué me puedes contar de esa historia que está saliendo de tu imaginación en estos momentos?
- Poca cosa… no me dejan, jajajajaja. Acabo de entregar el próximo proyecto que saldrá al principio del 2015 con Esencia y solo puedo decir que lleva mi sello personal, será larga y cargada de sorpresas.
Eso sí, en mi ordenador y en la caja de manuscritos hay otras muchas sin terminar que retomaré en cuanto pueda, lo que no sé es cuál. Hay subgéneros tan diferentes en ellas… Tengo dos que me apetecen mucho, pero mientras acababa el proyecto que comentaba, escribí el prólogo para otra muy interesante así que… ¡yo que sé! Pero algo chulo seguro.

- ¿Qué es lo que más te cuesta decidir de una novela una vez que tienes clara la trama?
- El título, jajajajaja. En serio, soy malísima para los títulos. Por lo demás, si tengo claro lo que quiero, suele ir bien y fluido. Me dejo guiar por la historia y los personajes. Ellos me llevan.

- ¿Qué sentimientos esperas despertar en tus lectores?
- Espero que ellas se enamoren de mis chicos, claro que sí, y de ellos, que alguno hay, suspiren por una de mis chicas… Sé que Nerea, mi ladrona en LADY SHADOW, les ha encantado y estoy muy contenta de que me lo hayan hecho saber.
Además tanto en LADY SHADOW como en MI VIDA EN TUS MANOS hay temas de actualidad, suspense, acción… y deseo que les sea grato descubrir que hay más, que no solo hay una historia de amor.

- ¿Qué estás leyendo?
- Madre mía… ¡no tengo tiempo! Tengo una montaña de libros pendientes de mis compis y no tengo un segundo para disfrutarlos…
Lo último que me he leído han sido dos libros para documentarme (que no puedo decir ni el título porque entonces se desvelaría el secreto, lo siento) y correcciones de mi próxima novela…
Eso sí, he de decir que tengo pendientes del panorama nacional lo último de Megan Maxwell, Noelia Amarillo, Olivia Ardey, Aillen Diolch y Claudia Velasco. Y  fuera de lo romántico: “Al Infierno se llega deprisa” de José Antonio Vázquez Taín (juez del caso Asunta entre otros) la trilogía Century de Ken Follet y a mi adorado Ildefonso Falcones y su Reina Descalza dedicada y todo… ¡Estoy deseando leerlos!

- De todos los libros que has leído, ¿cuál te ha despertado más sentimientos?

- No puedo decir uno… hay muchos y muy diferentes… “Los Santos Inocentes” de Delibes, “La Catedral del Mar” de Ildefonso Falcones, “Los pilares de la Tierra”,  “Un Mundo sin Fin” y “El Tercer Gemelo” de Ken Follet; “Harry Potter”, “Lo que le viento se llevó”, “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena, “Cuando la Memoria Olvida” de Noelia Amarillo, “Te lo dije” de Megan Maxwell, “Dama de Tréboles” de Olivia Ardey…

- ¿Hay alguna novela que te gustaría ver en la gran pantalla?
- Sí, ¡muchas! Pero dos especialmente y con una voy a tener suerte, aunque no sé  cómo quedará la cosa…
“La Catedral del Mar” de Ildefonso Falcones va a ser serie de televisión.
“Te lo dije” de Megan Maxwell… No sé cuántas veces le habré dicho que ese libro tiene que ser una película. No tiene nada que envidiar a cualquier peli americana como “La boda de mi novia” o alguna similar… quizá algún día… ojalá porque se lo merece.

- Tengo la costumbre (no sé si buena o mala) de guardarme las frases que me fascinan en los libros que leo, ¿tienes alguna que te haya gustado especialmente?
- Hay tantas y de tantos libros que no voy a elegir una de ellas… Si me lo permites, te voy a decir la frase que me ha marcado y que intento no olvidar. Es de un libro también, pero de uno especial que encontré por casualidad durante un paseo en familia en una librería cerca de la Plaza Mayor de Madrid. Lo conservo con mucho mimo y entonces, en 1988, le costó un dineral a mi padre… Yo solo tenía 11 años… Sé que a much@s os sonará, lo habéis visto en mil post en redes sociales y nunca figura con el nombre de su autor, pero yo hoy la voy a poner tal cual es:
“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.” Michael Jackson, Moowalk 1988.

- Todos tenemos un año, un verano, una época de nuestra vida que recordamos con especial entusiasmo, ¿cuál es la tuya?

- Los últimos años de mi época de instituto… Me lo pasé taaaaannn bien, me pasaron tantas cosas interesantes e importantes, tanto buenas como malas que han marcado el curso de mi vida, que siempre lo recuerdo con un sentimiento especial.

- Si me pongo a curiosear en tu biblioteca particular, ¿qué tres libros me recomendarías?
- “El Tercer Gemelo” de Kent Follet, “La Catedral de Mar” de Ildefonso Falcones y “El Ocho” de Katherine Neville.

- ¿Qué adjetivo te define mejor?
- Responsable.

- ¿Una canción que te emocione?
- Mi canción desde que tengo uso de razón… “Billie Jean” de Michael Jackson.


- ¿Puedes contarme una anécdota divertida de esas que se comparten con los amigos y recuerdas con el paso de los años?
- Hay unas cuantas, pero son top secret porque precisamente los amigos me matan si las cuento públicamente. Eso sí, te diré que un día en el centro con mis amigas da para mucho, pero que mucho, mucho, jajajajajaja.

- Y por último, una curiosidad muy personal y que da título a la entrevista, ¿cómo es una tarde de domingo con Mar Vaquerizo?

- Pues depende… En casa no hay una rutina de domingo… Si tengo que trabajar, encerrada en el despacho prácticamente todo el día. Si no tengo que trabajar, compartido con mi hijo y mi marido siempre y luego puede ser también con la familia si hay alguna celebración, con amigos; de paseo o de lectura… a veces de cocinera o de repostera…  Eso sí, si hay carrera del campeonato de motociclismo, intento no perdérmela. Sobre todo de Moto GP.

2 comentarios: